Consejos para viajar seguro. Revisión del vehículo y recomendaciones al conductor.

Categories: Nuestra Empresa

En estas fechas veraniegas los desplazamientos en coche son más habituales que de costumbre y viajamos más lejos. Cuando llegan las vacaciones estamos deseando emprender el viaje planeado durante meses hacia el destino elegido con nuestros seres queridos.

Para que tanto el trayecto como nuestras vacaciones sean memorables, en Crevasa te damos varios consejos a tener en cuenta tanto para tu vehículo como para ti como conductor.

Revisa tu vehículo.

Debes comprobar tu vehículo antes de emprender la marcha. Sobre todo si vas a hacer muchos kilómetros. El día a día de tu coche es importante, pero antes de salir de viaje debes comprobar los neumáticos, tanto el dibujo como la presión.

Comprueba que no haya deformaciones y ten en cuenta el peso que va a soportar el vehículo en viaje, incluyendo el equipaje y el pasaje completo. La presión ideal debe ser la mayor indicada si se va a cargar el coche.

También debes revisar los niveles de líquido de frenos, aceite y limpiaparabrisas.
Las luces son fundamentales, tanto las de alumbrado como los intermitentes y no olvides los repuestos.

Si viajas con niños, verifica las sujeciones de la silla y los anclajes y altura de los cinturones.

Descansa lo suficiente y mantén la concentración.

Si el vehículo está en perfecto estado, pero el conductor está cansado, el riesgo de accidente aumenta. Hay que evitar la fatiga para estar concentrado en la conducción.
Estar hidratado, no hacer comidas copiosas o tomar algún estimulante suave como café o bebidas con cafeína ayuda a estar alerta. No obstante, hay que tomarlo en su justa medida. Un exceso de cafeína provoca excitación, ansiedad y bajada de los reflejos. Puedes tomar un café o una bebida de cola, pero en grandes cantitdades puede ser contraproducente.

Algunos fármacos también pueden alterar la concentración o producir sueño. Aunque nos los recete un médico, debemos leer detenidamente el prospecto para informarnos de los efectos secundarios que puedan producir y no conducir si inducen al sueño o alteran las capacidades para manejar un vehículo.

Por supuesto, no bebas bebidas alcohólicas si vas a conducir. El alcohol está presente entre el 30% y 50% de los accidentes mortales. Son muchas las muertes que se pueden evitar si todos hacemos un consumo responsable del alcohol y nunca conducimos bajo sus efectos.

Planifica el viaje.

Una buena planificación nos ayudará a evitar problemas y aumentará nuestra sensación de seguridad en la conducción. Selecciona las rutas más adecuadas, evita las horas que puedan suponer retenciones y que puedan afectar a la concentración.
Si el viaje es muy largo y hay pasajeros que puedan conducir, es una buena opción alternar cada 2 horas el puesto de conductor.

Prepara bien como colocar el equipaje, si se carga mal el equipaje el comportamiento dinámico del vehículo se ve afectado, Reparte el peso lo mejor posible y no lleves bultos sueltos en los asientos traseros del vehículo. En caso de frenazo o de accidente, puede convertirse en un proyectil dentro del vehículo y causar daños personales.

Prepara la ropa y el calzado. Deben ser cómodos y que el calzado no tenga la suela rígida, ni falto de sujeción, ni tacones, ya que puede impedir que realices correctamente una frenada de emergencia.

Es muy importante confirmar que llevamos la póliza del seguro, la documentación completa del coche y el carnet de conducir en vigor. Si ha caducado o está a punto de caducar, en Crevasa tramitamos la renovación del permiso de conducir al momento y podrás conducir con el resguardo mientras llega el carnet definitivo a tu domicilio. Además, no debemos de olvidarnos de los triángulos de posición o la luz de seguridad V-16 y el chaleco reflectante.

Si sigues nuestros consejos, reduces drásticamente los problemas que pueden surgir en el viaje. Cuantas menos preocupaciones tengamos más se disfrutan las vacaciones.